¿Qué es el Visual Thinking?

Vivimos en un mundo intoxicado de información. En nuestro día a día somos como una esponja que intentamos absorber información de nuestros clientes, jefes, equipos, reportes de proyectos, blogs, vídeos, y muchas otras fuentes. Pero nuestro cerebro tiene una capacidad limitada. Por mucha organización que pretendamos llevar, no somos capaces de absorber tanta cantidad. El Visual Thinking, o Pensamiento Visual, es una metodología que pretende transformar cantidades de información en estructuras visuales (sencillos dibujos o esquemas) que ayuden a la extracción de la esencia de esa información y pueda ser almacenada en nuestra cabeza de una forma ordenada y lógica.


No debemos de menospreciar el poder de los símbolos. Nuestros antepasados comenzaron comunicándose por símbolos y dibujos mucho antes que mediante el lenguaje oral o escrito. Ahora parece que hemos desaprendido este tipo de lenguaje y nos centramos en inundar a nuestros proveedores, clientes y equipo de trabajo con grandes cantidades de información.


El pensamiento visual no está orientado a diseñadores o personas que sepan dibujar bien ya que su objetivo no es realizar una ilustración la realidad. No es cuestión de realizar un gran dibujo que simule una fotografía. Visual Thinking busca entender los patrones y plasmar las ideas que queremos comunicar de una forma clara y organizada que facilite su compresión.


El pensamiento visual tiene un proceso compuesto por 4 estados. Aunque este proceso no siempre es lineal ya que ocasiones disponemos de la suficiente información como para comenzar directamente a construir. Los 4 estados son:


A) Visual Mapping (Mapeo del problema).

En esta fase se busca recopilar y resumir todo lo que se pueda observar para entender el problema.


B) Visual Explore (Explorar los datos).

Tras el mapeo de información, debemos de seleccionar, identificar palabras, patrones que nos interesan y ver cómo relacionarlos.


C) Visual Buildings (Construir la idea que queremos transmitir).

Una vez obtenido la información y estructurada es cuando entra en juego el diseño de estructuras y procesos para transmitir nuestra solución.


D) Visual Testing (Comunicar nuestra idea).

Las estructuras y los procesos ayudan a entender lo que queremos transmitir, pero no sirven por sí solos. Debemos de acompañarlos de una comunicación. En esta fase su utilizan mucho técnicas de Story Telling.


En una ocasión un cliente nos envió una serie de información para que le hiciésemos una propuesta de una aplicación. Tras enviarla, el cliente la aceptó y nos pusimos a trabajar en ella. Ya que estamos formados en metodologías de desarrollo ágiles, en seguida le enviamos un prototipado que transmitía la oferta que nuestro cliente había aceptado para asegurarnos de que estamos en el camino correcto, pero no fue así. El cliente se dio cuenta de que no habíamos sido nosotros que transformásemos mal sus requisitos si no que lo que él nos pedía, no era exactamente lo que necesitaba, por lo que en seguida le solicité reunirnos y pusimos en práctica Visual Thinking.


Le pedí que no me hablase de requisitos funcionales si no de su empresa y de los problemas que tenían. En esta primera fase (Visual Mapping) yo anotaba cuales eran estos problemas, después los agrupaba en función de los patrones (Visual Explore) para poder ofrecerle una solución que los solventase. En un folio prototipé la solución (Visual Building) y se la transmití apoyándome en los esquemas realizados (Visual Testing). Nuestro cliente pudo visualizar y comprender la solución de un modo más fácil y estos sencillos pasos nos permitieron acelerar el proyecto y hacerlo más rentable.


El pensamiento visual no es sólo aplicable a reuniones con clientes, nos puede ayudar para cualquier tipo de comunicación: Conferencias, comunicación con nuestro equipo de trabajo, docencia, desarrollo de nuevos productos o acciones de marketing de contenidos. De éste último os hemos hablado en otras ocasiones debido a la gran importancia que está cobrando en las estrategias de marketing digital. Estas acciones de marketing se suelen centrar tradicionalmente en la redacción de post, ebooks o comunicaciones por las distintas redes sociales, pero cada vez emerge con más fuerza el Marketing de Contenidos Visuales, especialmente el uso de las infografías. Esto se debe a como os decíamos en la primera parte del post, vivimos en un mundo intoxicado de información y nuestros usuarios y clientes buscan absorber la mayor cantidad posible de ella.


Termino el post con una cita de W. Edwards Deming el cual dijo: “Si no puedes describir lo que estás haciendo como un proceso, no sabes lo que estás haciendo”.


No hay comentarios

Agregar comentario