6 Modelos de Negocio para tus Apps

Las aplicaciones móviles representan el mayor boom tecnológico de los últimos años. Todo comenzó con la salida del iPhone en 2008, luego la apertura de App Store y la incorporación de Android. Más tarde han salido otros actores como Windows Phone, BB10, Firefox OS, etc. que aún no han conseguido hacerse con un porcentaje de mercado adecuado para sus sistemas operativos. Desde entonces la venta de smartphone y la descarga de aplicaciones móviles ha ido en aumento por lo que son muchos los que intentan crear negocio a través de una app. Mucha gente no tiene claro aún cuáles son las formas de monetizar una aplicación así que vamos a analizarlas.

 

Pago por Descarga (Pay Per APP).

Este modelo de negocio suele ser conocido como el modelo Premium, aunque algunos autores, lo llaman exclusivamente Pago por Descarga y catalogan el modelo Premium como la estrategia de uso de una aplicación gratuita con funcionalidad reducida (o publicidad) y otra de pago.

 

Este modelo se asentó al inicio de las tiendas de aplicaciones pero ha ido perdiendo fuerza con el tiempo hasta pasar relegado a un plano secundario. No es un modelo de negocio recomendado a no ser que resolvamos una necesidad de una forma muy concreta y específica.

 

Tanto Apple como Google se llevan un 30% de las ventas y el precio mínimo por aplicación es actualmente a 0.99€. Este modelo se utiliza especialmente en algunos juegos, aplicaciones de estilo de vida, educativas, del sector de la medicina, GPS, etc.

 

Compras In-App (In-App Purchase).

El modelo Freemium es un modelo de negocio en el que ofrecemos servicios gratuitos básicos mientras que se cobra por otros más avanzados o especiales. Los market permiten realizar aplicaciones con la posibilidad de realizar compras internas.

 

Este modelo está triunfando en gran parte porque permite a los usuarios probar y usar la aplicación de manera gratuita pagando sólo en caso de querer obtener una funcionalidad extra. Generalmente es un pequeño porcentaje de usuarios el que paga y hace rentable la aplicación tanto para ellos como para los usuarios free.

 

Es el modelo que más dinero está reportando, prueba de ello son los top por ingresos de las tiendas de aplicaciones, en el que vemos que las 10 apps con más ingresos siguen un modelo de Compras In-App. En este tipo de pagos, tanto Apple como Google también se quedan un 30% de los ingresos brutos que se realicen.

 

Contabilizando sólo los dos modelos de negocio descritos, el 98% de los ingresos de Google Play y el 92% de AppStore son procedentes de aplicaciones móviles con un modelo de compras in-app.

 

Publicidad.

La publicidad tradicional llevada al canal móvil nos viene presentada por dos tipos de formatos: Los banners y los Modales o Interstitials. Los banner ocupan una pequeña parte de la pantalla, generalmente en la parte superior o inferior de la pantalla, mientras que los modales, ocupan toda la pantalla del smartphone o tablet. A partir del interstitial o modales, surgen los formatos Rich Media, anuncios enriquecidos con vídeos, animaciones y posibilidad de interactuación del usuario.

 

El modelo de publicidad es muy difícil de sostener, ya que requiere una gran masa crítica de usuarios para que sea rentable. En cuanto a las redes de anunciantes o Ad Networks más utilizados son Admob de Google y iAd de Apple. Pero hay otros Ad Networks importantes como Mopub de Twitter, Madvertise o Milennial Media.

 

Suscripción.

La suscripción es un pago mensual del usuario por utilizar una funcionalidad de la app o en ocasiones su totalidad. Generalmente tienes una funcionalidad concreta de forma gratuita como el caso de Spotify o Evernote. Puedes utilizar la app de forma gratuita pero si quieres unas funcionalidades extras debes de suscribirte como usuario premium. También son usadas las suscripciones en cuanto al contenido. Muchos periódicos empiezan a utilizar esta estrategia al ver que no es rentable ofrecer todo su contenido de forma gratuita con publicidad. También existen aplicaciones como algunos CRM en los que tienes un periodo gratuito de prueba pero luego debes de suscribirte para utilizar la aplicación. Esto es conocido como SaaS (Software as a Service).

 

La suscripción es similar a las compras internas con la diferencia que Apple y Google no se quedan con un 30% de los ingresos. La elección depende de la aplicación, en unos casos nos interesará una suscripción y en otras, monetizaremos más la aplicación con las compras internas.

 

Venta Directa (o m-Commerce).

Hemos visto en el modelo de compras in-app que tanto Google como Apple se quedaban con un 30% de las ventas que se realicen en una app. Esta norma es para cualquier bien virtual, pero si vendemos productos físicos a través de una aplicación nos quedaremos con el 100% de los ingresos generados, ahora bien, tendremos que utilizar nuestra propia pasarela de pago.

 

Patrocinio.

Similar al modelo de publicidad, en este caso seremos nosotros los que cerramos un trato con una entidad que quiera patrocinar nuestra aplicación y también en este caso, no perderemos ningún porcentaje de los ingresos. Esto nos interesa en caso de que nuestra aplicación vaya dirigida a un nicho concreto de usuarios. Para conseguir a este patrocinador, tendremos que negociar con los datos analíticos de nuestra aplicación: Número de descargas, usuarios activos, nivel de uso, plan de marketing, etc.

 

A pesar de que el modelo más en auge sea el modelo freemium con compras in-app, cada aplicación es un mundo. Debes de realizar un estudio, ver en qué categoría encaja y realizar una previsión de ingresos antes de realizar cualquier inversión. Puedes contactar con nosotros por twitter en @tactel_mobile o solicitar un presupuesto sin compromiso para cualquier acción mobile o de marketing digital.

 

No hay comentarios

Agregar comentario