Responsive Design Vs Web Móvil Vs Web Adaptativa. ¿Cuál escoger?

No quiero ser repetitivo así que no voy a volver a contaros las maravillas del sector mobile, que ya ha pasado de ser un futuro prometedor a la realidad de hoy. Ya no sirve con estar en internet si no que tenemos que ser accesible desde todos los dispositivos si no queremos dejar de llegar a casi la mitad de nuestro target. En un futuro post hablaremos de cuando apostar por una app o por una web en una estrategia mobile, pero hoy vamos a centrarnos en la parte web.


Las empresas utilizan una plataforma web para incrementar sus ingresos y todas ellas tienen un embudo de conversión, que como hablamos en post anteriores, abarca desde que captamos a visitantes hasta que los transformamos en clientes. Esa transformación depende de la experiencia de usuario que nuestros clientes potenciales tengan en nuestra plataforma, por lo que si el 50% de las visitas que se realizan en nuestra web provienen de dispositivos móviles, estaremos tirando piedras contra nuestro propio tejado si no tenemos una web adaptada para ellos, y les ofrecemos una experiencia de usuario nefasta. El ignorar el canal móvil lo único que conseguirá será que nuestra tasa de conversión se vaya reduciendo poco a poco y cada vez ganemos menos dinero.


Ahora bien, existen varias estrategias de adaptación al canal móvil, las cuales analizaremos a continuación.


Web Adaptativa o Diseño Web adaptable. En muchas ocasiones hemos accedido a páginas web desde nuestro dispositivo móvil en las que el contenido es más ancho que nuestra pantalla, sólo se nos muestra parte de éste y nos aparece un scroll horizontal para poder desplazarnos e ir visualizando la página web. Que esto ocurra produce la peor experiencia de usuario que podamos ofrecer y la primer solución que se diseñó es que el ancho de los contenidos se adapten a la pantalla de cada dispositivo. Ésto evita el molesto scroll horizontal pero hace que los contenidos se muestren tan pequeños que nuestros visitantes tendran que hacer un zoom constante para poder utilizar nuestra plataforma web.


El diseño web adaptable, evita uno de los males pero apenas es capaz de ofrecer una experiencia de usuario satisfactoria, por lo que no es en absoluto recomendado. Invertiremos dinero en algo que no nos dará apenas beneficios. Debido a esto, las empresas empezaron a optar por realizar una web con Responsive Design o una Web Móvil diferente. Ambas ideas son las correctas, pero analicemos sus diferencias.


Web Responsive o Responsive Design. Esta es la versión de adaptación a los dispositivos móviles que más está en auge en estos momentos. A diferencia de la web adaptativa que sólo ajustaba el ancho de la página a nuestro dispositivo, el responsive design coloca la información de una forma diferente en función del tamaño de la pantalla del dispositivo con el que se accede, como puede apreciarse en la imagen que encabeza este post. Al recolocar esta información, también hay elementos que en ocasiones desaparecen por no ser propicios para visualizarse correctamente en el móvil.


Web Móvil independiente. Consiste en la creación de un sitio web para dispositivos móviles diferente a la web de ordenadores de sobre mesa (aunque pueda nutrirse de la misma base de datos). Fue una solución muy utilizada en los inicios del sector mobile que poco a poco ha cedido terreno ante el responsive design al tener un mayor coste, ya que se tienen que realizar dos diseños independientes en vez de uno que se adapte. También hay muchas empresas que optan por hacer una web específica para tablet y otra para smartphones.


Muchos pensarán que si una web con responsive design se ve perfectamente en los dispositivos móviles, para qué van a pagar por un desarrollo extra para realizar una web independiente. Las empresas que optan por esta segunda opción, es porque los usuarios no interactuamos de la misma forma cuando navegamos por una web en nuestro portátil o en nuestro tablet o dispositivo móvil. La primera razón es el tamaño de la pantalla de los diferentes dispositivos y la segunda es la forma en la que usamos cada uno.


El ordenador solemos usarlo durante un tiempo prolongado en una postura cómoda (sentados) en casa o en el trabajo, mientras que el móvil lo visualizamos en periodos más cortos y en cualquier momento del día. Cuando queremos comprarnos un coche nunca entramos desde nuestro móvil a la página web de la marca para acceder al configurador del vehículo. Eso nos gusta realizarlo tranquilamente desde casa, sentados ante nuestro ordenador o portátil. Sí que podemos querer acceder desde el móvil, a la información de cuanto cuesta cada coche o que nos digan geolocalizándonos en un mapa, cual es (y cómo llegar) el concesionario más cercano al que podamos ir a ver el coche, que nos permitan llamar directamente (o ser llamados) a un comercial de ese concesionario, etc.


Muchas empresas son conscientes de esta diferencia de comportamiento de los usuarios en función del dispositivo que utiliza, pero opta por la creación de una app para su estrategia mobile y mantener una web responsive design. Tanto la estrategia web móvil como la de la creación de una app son válidas en función de los objetivos que tengamos. De esto hablaremos en uno de los próximos post.


Si quieres recibir asesoramiento gratuito sobre tu estrategia mobile, contacta con nosotros o escríbenos por twitter a @tactel_mobile.


No hay comentarios

Agregar comentario