Usos de los códigos QR en tus campañas de Marketing

Aunque la mayoría asocia los códigos QR como algo novedoso, lo cierto es que este 2014 cumplen 20 años de su existencia, ya que fueron inventados en 1994 por una compañía japonesa llamada Denso-Wave. Las siglas QR derivaron de la frase inglesa “Quick Response” debido a la rapidez con la que podían ser leídos. Desde entonces fueron utilizados como un código de barras para diferentes usos, pero con la aparición de los smartphone y su aplicación para leer códigos QR, se ha abierto un abanico de posibilidades inmenso que ha fomentado su auge.


Los QR son más utilizados entre los hombres (64%) que entre las mujeres (36%) y mayoritariamente entre las edades de 25 y 34 años de los cuales un 48% afirma escanear códigos con asiduidad. Curiosamente, España es uno de los países donde más se utilizan los códigos QR, junto a Reino Unido, Corea del Sur, Japón, Francia y Brasil. Debido a la gran aceptación de esta práctica por parte de los consumidores, el 71% de las empresas consideran útil la inclusión de códigos QR en su estrategia de marketing. Hay que tener claro que los códigos QR son un nexo entre el mundo offline y el mundo online pero, ¿qué acciones de marketing nos permiten realizar estos códigos?


Tarjetas de Visita

Las empresas que utilicen una fuerza de venta con un equipo comercial están acostumbradas al intercambio de “tarjetas de visita”. Algunas son guardadas en el móvil, pero la mayoría se acaban archivando y en ocasiones extraviando, por lo que el acceso a la información de contacto no se vuelve muy accesible. Para facilitar las cosas, se puede incorporar un QR codificado con los datos de contacto, de tal manera que, al escanearlo, nuestro smartphone nos pregunte si queremos guardar esa información de contacto en nuestra agenda.


Acceso a Web o App

Las empresas utilizan como plataforma de marketing una página web, una aplicación para dispositivos móviles o ambas al mismo tiempo. Nuestro objetivo prioritario es conseguir que nuestro público objetivo se convierta en usuarios de nuestra web o nuestra app y para ello, hay que facilitarles las cosas lo máximo posible. Como comentábamos antes, el escaneo de códigos QR es el nexo perfecto entre el mundo offline y online, y será mucho más fácil para un usuario, escanear un código para acceder a una web o descarga de una app, que teclear en el navegador de su dispositivo móvil la dirección de la página web o buscar el nombre de la aplicación en alguno de los market (Apple Store, Google Play, etc.).


Lead Generation

Otro uso de los códigos QR es la generación de leads. En el mundo offline, se pueden crear concursos o sorteos, que mediante el escaneo de un QR, el usuario acceda a una página web en la que introduzca sus datos para participar. Otro ejemplo de lead generation son el uso de las redes sociales, en las que incentives a realizar un “me gusta” o compartir determinada información mediante un código QR. Esto será más sencillo que decirle a tu usuario que te busque en facebook y se suscriba a tu cuenta.


Couponing

El uso de cupones mediante los teléfonos móviles está cada vez más en auge y los códigos QR son un compañero de viaje ideal para ellos. Para evitar la fabricación de cupones de papel, es posible realizar una campaña de publicidad en la cual los usuarios “capturen” el cupón descuento en su teléfono móvil y puedan acudir al establecimiento offline a canjearlo. A parte de ahorrar en coste, conseguiremos medir de forma mucho más efectiva el éxito o fracaso de la campaña.


Marketing de Contenidos

Por último pero no menos importante, es el uso de códigos QR para ampliar información sobre un producto, servicio o empresa. Esta información puede ser las características de un producto, un vídeo demostrativo de su funcionamiento, comparativas, reportajes, etc.


Para terminar el post, queremos dejaros unas buenas prácticas para que vuestras campañas de QR Marketing tengan éxito:


El tamaño de los códigos QR ha sido un objeto de discusión habitual entre los marketers. ¿Cómo de grande o pequeño ha de ser? El objetivo principal es facilitarle el acceso a nuestro medio online a los visitantes por lo que el tamaño del código debe de ser acorde a la distancia desde la cual va a ser escaneado. Si es una publicidad offline de una revista o un flyer, el escaneo será a pocos centímetros del código por lo que no se necesitará un tamaño muy grande, pero si aprovechamos una publicidad en un edificio para que los peatones lo escaneen a unos metros de distancia deberá tener un tamaño mayor.


Recordad que los códigos QR se escanean desde un dispositivo móvil, por lo que si vuestra landing page no está optimizada para estos dispositivos, lo único que conseguiréis será gastar dinero en una campaña que no dará resultados.


El contenido que se muestra tras un escaneo ha de ser útil, si no es necesaria la incorporación de un código QR es mejor no ponerlo a molestar a un usuario. También debe de ser acorde al anuncio. Si somos una agencia de viajes que anunciamos un descuento del 40% en viajes al caribe escaneando el código, no podemos redirigir a los usuarios a nuestra página principal de la agencia. Debemos de crear una landing page para la oferta en cuestión.


Y como en toda campaña de marketing, es imprescindible medir los resultados. Utilizad url personalizadas para cada QR para poder comprobar cuáles son los más efectivos y los que os reportan un retorno de la inversión más elevados.


Si deseas solicitar un presupuesto sin compromiso sobre una campaña de códigos qr con descuentos (couponing), para generar lead o cualquier otro tipo de acción, no dudes en contactar con nosotros. Para cualquier duda, os dejamos como siempre nuestro twitter: @tactel_mobile.


No hay comentarios

Agregar comentario